1. Sorkun
    Duna

    Duna


  2. M072CD CD

    La duna se come el cactus
    [Fermin Muguruza]

    Una colina formada por la arena que ha ido moviendo y acumulando el viento. Duna.

    Segundo trabajo de Sorkun tras la despedida de su anterior banda kashbad. Imágenes musicadas que componen la banda sonora de un film virtual. Un guión dibujado por realidades paralelas en el laberinto de espejos de diferentes tamaños. El desierto y el litoral. La elección de la duna entre las diferentes montañas, reivindicación de la movilidad ante la imagen estética, señal o deseo de la posibilidad de cambio del paisaje que se nos antoja delante. Las programaciones de Iker y los teclados de Libe como punto de partida. Duna, el sufijo vasco caminando en solitario, la que posee, la que tiene, la que sabe.

    Sorkun ha asumido el papel de directora y actora principal. Dirigiéndose a sí misma, decide arriesgar desde el inicio presentándonos un plano atrevido. “Aunque me gustaría seguir bailando, prefiero desnudarme”. ATMOSFERA. Desde la primera canción ha decidido desnudarse. De aquí en adelante no habrá lugar para ninguna danza de máscaras. El azufre ardiendo en la atmósfera y cortinas de terciopelo. Los saxos de Igor Ruiz marcarán una diferencia sónica a través de todo el viaje que supondrá el disco. Homenajeando al grupo Morphine y trayéndonos a la memoria el impresionismo del increíble Dave “Jaxon” Jackson del grupo Van Der Graaf Generador. NON ZAUDE. Sin descanso o sin fundido a negro, comienza el segundo capítulo o canción. Pasé un año entero de gira con el saxofonista Igor, el bajista Atxus y Sorkun, presentando el disco “In-komunikazioa”. Si aquel realizaba un guiño a la película “Mulholland Drive”, éste haría lo propio con la seria “Twin Peaks”, aunque el propio David Lynch también firmara un largometraje titulado “Dune”. “No me vas a hacer más daño. Quiero ser libre, ahora”. Tzutzi, el cantante de la banda Potemkin será el encargado de tensionar el ambiente con su voz extrema. HELDU NAZAZU. “Has vivido escondido. Agárrate a mi, estoy a tu lado”. Pudiera parecer pensada en una secuencia de acción de los años 70. Imágenes de la banda trabajadas por “Un lugar en el cine”, video clip incluido en el CD. ARMIARMA. “Estoy intentando decir, estoy intentando acariciar”. Transmitiendo emociones a ritmo de trip-hop, creando una angustia asfixiante, tensionando de nuevo la situación hasta que esta se libera con RESCUE ME, la revisión del clásico de Areta Franklin. El drum´n´bass programado por Gaizka Pereda, DJ de Afrika, se funde con las guitarras bossa nova de Unai Azkune y Gorka Sesma, antiguo compañero de viaje en  Kashbad. Encontramos o construimos el oasis, abriendo los brazos y girando sobre nosotros mismos como si nos convirtiéramos en una hélice, volando. Convirtiendo el desierto en una enorme pista de baile que nos lleva hasta la costa. “Rescátame, cógeme en tus brazos”. LURRA. Momento de aterrizar. Tema recuperado de su primer disco “Onna”, interpretado solo con la guitarra de Kanda y la voz de Sorkun. La duna se transforma en una montaña verde, pero observando la desolación de nuestras vidas congela la respiración. La montaña se hiela apareciendo ante nosotros un glaciar. 7x4. Como si de un ciclo lógico se tratara, nos señala la indolencia del corazón. Adornado de manera elegante por la música. “Gritarle al mundo. Que voy al lugar del dolor. Soy la tripa del sufrimiento. Acaricia el viento. Será tu única alegría”.  AUTOLESIONATU. Perfilando los límites, desdibujando las fronteras. De nuevo hacia el desierto, guiño a la guitarra de Ry Cooder en “Paris-Texas” para más adelante darse la mano el minimalismo y la sofisticación. Oximoron entre los cactus  ¿Puede el dolor físico anestesiar el interior? Lurra es tierra en euskera, en 7x4 se hace una llamada al viento, al aire, ahora se menciona el agua. “ Un baso de agua en las ciudades mojadas”. NOSFERATU. Porque nos faltaba el fuego para reunir los cuatro elementos fundamentales de la Naturaleza. El bateria Home se encargará de mantener la llama viva.  “Esta noche he perdido todo el miedo”. Los ritmos y tempos provocan estallidos sonoros. Hubiera sido un buen final, pero queda una última pieza. HATOR. El desarraigo que nos lanza de nuevo al comienzo de la historia, como si quisieran construir un bucle interminable. Con ritmos funky rock, se menciona la canción tradicional vasca “Hator, hator mutil etxera” (Ven, ven muchacho a casa) para apuntar un anhelo. “ ¿De donde soy, de donde vengo? No tengo a nadie que me diga: vuelve, vuelve...”. Lole y Manuel cantaban: “El sol, joven y fuerte, ha vencido a la luna”. Aquí, la duna se come el cactus.

    01 Atmosfera
    02 Non zaude???
    03 Heldu nazazu
    04 Armiarma
    05 Rescue me
    06 Lurra
    07 7x4
    08 Autolesioa
    09 Nosferatu
    10 Hator

TWITTER
VIDEO

No more tour (trailer)