1. Fermin Muguruza
    Brigadistak Sound System

    Brigadistak Sound System


  2. EO150CD CD

    Viajé a muchos lugares y encontré rastros de Fermín. A veces era el nombre de uno de sus grupos grafiteado con furia en la pared, otras un eco de rebeldía en una canción, otras un puro grito. Pero casi siempre era una impronta múltiple que apelaba a la música, a la ideología de ésta, incluso al tipo que la había escrito. En México encontré bandas de ska que le echaban la culpa de todo a Kortatu (¿quiénes eran Laurel Aitken, Specials, Skatalites o Desmond Dekker?). En París descubrí hachas cruzadas haciendo una X en la indumentaria -y lo que es más importante, ¡en la mente!- de una gran banda, hoy clandestina. En Cuba descubrí lo importante que fue la última visita de Fermín con los Dut para el rock de muchos que, como Fermín, deben más a las enseñanzas del Che que a las de los Rolling Stones. Podría hablar de rastros en Estados Unidos, Venezuela o Argentina: en todos lados encontré discos de Kortatu, Negu Gorriak, Fermín Muguruza eta Dut o Fermín solo, y personas que creyeron en ellos. A menudo era gente que me hablaba de cambiar las cosas, de revolución, de justicia, de lucha. Casi ninguno de aquellos interlocutores sabía más de tres palabras en euskera y esto no me sorprendió: no hay otra opción que entender aquello que encierra verdad. Se puede -y si así se siente, se debe- ser internacionalista y al mismo tiempo, pelear por tu cultura. Justo con esta vocación está hecho "Brigadistak sound system". De afuera hacia adentro. De dentro afuera. Un día se establecieron vasos comunicantes entre Irún y el mundo. Ahora se comprueba que nunca funcionaron mejor. Fermín viajó a muchos lugares e hizo muchos amigos con su música. Ahora ha hecho, con todos ellos, un disco que se escucha precisamente como eso: como un viaje. Las escalas: París, La Habana, Caracas, Roma, Buenos Aires, Los Ángeles, Barcelona, Biarritz, Londres, Azkarate. El vehículo: el reggae, desde su estadio más primario -roots- hasta su evolución contemporánea -jungle- con los preceptivos festejos ska, reivindicaciones en clave de ragga y hasta un dub facturado por el gran prócer Mad Professor sobre el tema que abre y cierra el disco, Urrun. Arranca Fermín con parte de los hermanos italianos de Banda Bassotti, sigue con los metales demoledores de Desorden Público (el mejor ska de Latinoamérica) y se alía con la voz de Angelo Moore (Fishbone). Xabi Pery y Tom Darnal (el visionario detrás de P18) programaron máquinas aquí y allá. Tijuana No y Aztlan Underground aportaron sus distintas visiones de una misma frontera musical enérgica, dura y veloz. La visión de un fiel amigo perdido en el siglo, Manu Chao. La vitalidad de Amparanoia. El vigor de los Hechos contra el decoro. Inadaptats y Parabellum. Y siempre, por cierto, los compañeros de viaje Iñigo Muguruza y Kaki Arkarazo (ingeniero en buena parte del disco). Y los vientos y percusiones de la brigada timbera de los ¡míticos! Van Van. Y la dub-conexión de Todos Tus Muertos/Lumumba. Y el ragga de Spartak Dub International. Infinidad de amigos y correligionarios cuyo nombre forma parte irreductible de ese grafiti furioso, de ese eco rebelde, de ese grito que ahora despiden las cajas desvencijadas del Brigadistak Sound System. ¡Que suene bien alto!

    Bruno Galindo. Madrid, mayo 1999

    01 Urrun
    02 Hitza har dezagun
    03 Newroz
    04 Puzka
    05 Harria
    06 Lagun nazakezu
    07 Eguraldi lainotsua hiriburuan
    08 Maputxe
    09 Brigadistak
    10 Oasiko erregina
    11 54-46
    12 Ari du hotza
    13 Nazio ibiltaria naiz
    14 Urrun Dub

TWITTER
VIDEO

No more tour (trailer)